Una despedida más

publicado en: Momentos | 0

Otra despedida más. El corazón partido y las lágrimas que no cesan.

Luego de casi un mes en Indonesia, que se pasó volando, que pareció durar lo que dura un parpadeo, aquí otra vez estoy en un aeropuerto tratando de respirar, de manetener la calma, de llegar a mi último destino en Asia, una vez más India.

Mis días en Indonesia se hicieron cortos pero intensos. Enfrentando todo lo descubierto en el curso de meditación en Nepal, continué con mi rutina de yoga y meditación diaria, mi alimentación vegetariana, mis ejercicios de respiración y mis oraciones.

En ocasiones me sentí débil, vulnerable y en ocasiones dudé de mi misma, de mi proceso, me cuestioné, me juzgué, pero me levanté y volví a creer en mi. Ya sin mucho dinero y con la energía un poco gastada, comencé a planear mi regreso. Con el sentimiento del que sospecha que no volverá a ver lo que tiene ante sus ojos y que no volverá a sentir ese amor profundo, el Universo me regala un atardecer en rosa y un beso.

[singlepic id=154 w=320 h=240 float=center]

Tantas cosas he aprendido, tantas cosas han cambiado, que me miro al espejo y hasta físicamente puedo ver como este tiempo ha cambiado mi rostro, como mi cuerpo es otro, como mi mente, mis sueños y mis deseos son diferentes.

Con un vacío en el estómago me despido de Indonesia, de lo que amo, de lo que se queda atrás y sigo mi camino, proximamente desde el norte de la India.

[singlepic id=155 w=320 h=240 float=center]

Deja un comentario