Soltar para fluir, soltar para vivir

publicado en: Artículos, Opinión | 0

La vida no es cosa fácil. Ya muchos, mucho antes y mucho mejor que yo, han hablado y explicado sobre el sufrimiento. Que la enfermedad, la vejez y la muerte. Que sus nobles verdades, que el deseo, el apego y la ignorancia. Básicamente a la vida venimos a aprender y del sufrimiento no nos salvamos sino hacemos el esfuerzo constante por soltar y dejar ir.

La vida es cosa seria. Malos entendidos, personas que te quedan debiendo y nunca te pagan, otros que se quieren pegar de lo que has logrado con esfuerzo, hay quienes se roban tus ideas, tus frases y hasta tus posts, situaciones dolorosas, la sensación de haber dado mucho y recibido poco, personas que te usan, que se aprovechan de ti, que mienten, que son egoístas y solo piensan en ellas. Todas esas cosas van dejando una huella en nosotros que hace que nos sintamos pesados y se haga lento nuestro andar.

No hay porqué pretender que todo es color de rosa y andar con una sonrisa hablando de paz y de amor cuando por dentro sigues anclado a juicios, recuerdos o supuestos que te has hecho. Nos equivocamos. Constantemente cometemos errores, nos precipitamos, juzgamos, no somos lo suficientemente claros, somos muy fuertes, no nos esforzamos lo suficiente, no estamos atentos, no cuidamos de nosotros mismos, ofendemos a otros.

La única solución es soltar y al final soltar es una decisión simple y contundente. No se trata de olvidar sino de querer seguir caminando sin ese peso.

Solo se puede vivir la vida si se fluye en ella, solo se puede fluir cuando se suelta. Todo, lo bueno, lo que no nos parece tan bueno, lo que nos gusta, lo que nos ha dolido, todo se debe soltar. No podemos vivir si nos quedamos atascados en el pasado. No se vive plenamente recordando y lamentando lo que hubiera podido ser y no fue. No podemos cambiar a los demás, ni obligar a quienes tomaron algo nuestro a que lo devuelvan, ni exigir a quienes nos causaron dolor a que nos pidan perdón, pero si podemos soltar para vivir y vivir para fluir.

Hoy suelta, suelta todo lo que más puedas y siéntete libre. Te mereces experimentar la sensación de no tener ataduras, de viajar ligero. De nada nos sirve cantar mantras, sentarnos a meditar por horas, ir a yoga todos los días si no soltamos lo que no nos deja avanzar. Fácil y rápido, suelta, deja ir.

dsc00559

Deja un comentario