Sobre nuestra misión de vida – Yoga

publicado en: Artículos, Opinión | 0

Dedicado a mis amigas del alma Juana, Caro y Sandra… y a todos los que hoy se preguntan por esto. Todo mi amor y mi luz para ustedes en este camino.


Mucho se dice sobre la misión de vida. Yo soy una abanderada de ella y pienso que intentar encontrarla es una de las más importantes misiones que tenemos al venir a este plano a experimentar la vida. Así mismo llegar a él pareciera haberse convertido en una obsesión y muchas personas buscan y buscan y desesperadamente buscan sin saber que lo que debemos es encontrar. Paso a paso. Experimentando. Sintiendo.

Es cierto que todos en nuestra unicidad, siendo completamente únicos y diferentes en mente, cuerpo y alma de todo lo existente, tenemos un propósito único también. Vinimos a esta tierra a hacer algo completamente diferente a lo que otros hacen. Hay muchos arquitectos, muchos médicos, muchos profesores de yoga pero todos en particular tenemos un propósito de vida diferente y especial. Piensa en esto, hay muchos fotógrafos en el mundo, pero ninguno puede tomar la misma foto del otro así se gaste la vida intentándolo.

Lo primero es que así como tenemos una misión única, también tenemos misiones compartidas. Gracias a eso en la vida se constituyen sociedades, asociaciones y comunidades. Los arquitectos de manera global construyen, los médicos sanan y los profesores de yoga traemos luz a la oscuridad de quienes guían.

Pero debemos ir más al fondo. Hay misiones que compartimos con todos los seres humanos sin importar a que nos dediquemos o que escojamos como profesión. Cuando hablo de misiones, las pienso como pasos obligatorios para poder avanzar en el encuentro. Entender quienes somos, buscar la Verdad, encontrar la paz, amar incondicionalmente y ser felices. Sin que esto suceda, la misión única de vida no nos será mostrada del todo o nos será muy difícil acceder a ella. Esto les pasa a las personas, por ejemplo, que quieren hacer algo diferente, pero no pueden, encuentran excusas o se sienten incapaces de generar un cambio. Lo más importante es que agradezcan que el Universo les está dando tiempo para que trabajen en las misiones generales del ser.

Ser feliz como misión nos lleva a aceptar el camino, a estar presentes viendo como testigo lo que nos sucede, a no juzgar como bueno o malo, a no envidiar lo que otros tienen, reciben o poseen sino a disfrutar lo que se nos es dado. Se feliz. No busques más. Cuando resuelvas que hagas lo que hagas, lo más importante y necesario es ser feliz, empezarán a llegar los mensajes específicos para ti y todo fluirá de manera perfecta.

Entiéndelo así: no hay nadie más interesado que el Universo con toda su divinidad y grandiosa energía, en que tu encuentres tu único propósito, pero si ser feliz aún no es lo tuyo, el ego aún te gana la batalla, tienes miedos, juzgas, envidias, no has perdonado a quienes te hirieron y no te permites descubrir quién eres, el Universo no va a ponerte en el lugar de la Perfección para que tu pierdas la oportunidad en el primer intento. Primero lo primero y luego todo en armonía fluirá.

DSC09202

 

Deja un comentario