Oficialmente profesora de yoga

publicado en: Momentos | 0

He recibido mi diploma como profesora de yoga. Más que un diploma, este ha sido un mes de entendimiento de esta cultura y de este estilo de vida, un mes para cerrar y abrirme a nuevas oportunidades, un mes para crear y creer, un mes de aprendizaje y un mes de intensas experiencias con otros.

La gente se ha ido con una mirada diferente, con una sonrisa del alma, con lágrimas de alegría. Yo he tenido que quedarme y decirles adiós. Seré la última en irme del ashram que es testigo de mi entrega, de mi esfuerzo, de mi amor, de mis ganas, de mis sueños y mis silencios.

En este mes aprendí a observar a observar mis pensamientos sin juzgarlos, a dejar que entren y salgan, a poner espacio entre ellos, entre mis palabras, entre mis emociones, entre mis respiraciones, espacio entre mis palpitaciones. Con humildad y agradecimiento me despido de este gran capítulo de cierre en mi vida y con la intuición más poderosa que nunca me pongo en contacto con mis más grandes deseos y con  el amor verdadero.

A mis dos grandes amigas en este ashram, Nassim y Rachel quiero darles las gracias por quererme y aceptarme como soy. Por su compañía, su apoyo en los mejores y en los no tan buenos momentos. Por tantas respuestas, por tanta energía y por todo el amor. Que no sea facebook lo que nos una sino la amistad que aquí nació entre nosotros.

A mis maestros, a mis almunos gracias por hacerme entender que lo importante no es dar, ni tener, ni recibir sino permitir que todo circule y siga el curso que el universo ha dispuesto para ello.