Mis mejores momentos

publicado en: Momentos | 1

Al final de cuentas al viajar simplemente viví. Viví sencillamente en lugares nunca pensados pero siempre soñados. Decir que algo fue mejor o decidir cual fue mi lugar favorito es difícil cuando finalmente la manera de vivir la vida y disfrutarla, no importa el lugar o el momento, es lo que hace que todo sea mágico y especial.

Lo que más decidí disfrutar fue lo que más me gustó. Aquí va mi lista de recuerdos favoritos:

1. El Isckon temple de los Hare Krishna en Bombay, el cual visité 3 veces y que tiene el mejor buffet vegetariano que probé.

2. Mi cumpleaños No. 31 que vino cargado de bendiciones y cantos hinduistas.

3. Las cuevas de Ajanta y Ellora patrimonio de la humanidad.

4. Una perdida de 2 horas y media en Bombay y un ángel que me lleno de luz para llegar a midestino

5. Caminar por las piramides de Egypto sin turistas.

6. Enseñar yoga a los profesores de la fundación Let Us Create en Shihanoukville, Cambodia.

7. El mangostino y el dragon fruit camboyanos.

8. El río lleno de plancton fosforescente en Kampot, Cambodia.

9. Los templos en SiemReap.

10. El café vietnamita.

11. Ho ian y su año nuevo cargado de luces, juegos artificiales, faroles y flores amarillas.

12. Halong Bay y sus 1969 islas de fantasía.

13. La cara de un médico vietnamita que me enderezó un dedo quebrado, después de mi grito de dolor.

14. Una recepcionista de una agencia de viajes en Vietnam que no hizo sino reirse y hacerme reir. Una de las escenas más cómicas del viaje.

15. Una llegada guiada a Vientiane, Laos.

16. Un día de río con los niños de la vereda en Vang Vieng.

17. Un mercado de colores y sabores en Luang Prapang.

18. Dos elefantes que salieron a saludarme cuando navegaba en un río hacia Thailandia.

19. El sticky rice with mango, el curry de coco y el de mango y el pad thai en Thailandia.

20. Una amiga de Mallorca que me ayudo a no dudar.

21. Una bienvenida en una estación de tren, en Bangkok.

22. El momo de nepal.

23. Las montañas nevadas de los himalayas.

24. Dos italianas en Pokara que me hicieron la vida más fácil en Holi, el festival de colores.

25. Un cónsul en una embajada sin oficina que me dio visa para un sueño.

27. Un Baba, su amigo vasco de la vida y una inglesa-francesa que hablaba español en Kathmandú.

28. El reencuentro con mis dos amigas nepalesas que conocí 3 años atrás en Israel.

29. El te de Nepal.

30. Las mañanas de sol rojo en Kopan, el monasterio de los monjes tibetanos.

31. Una meditación cargada de energía con todos los míos acompañandome.

32. La llegada al aeropuerto de Bali.

33. Unos niños vendedores de artesanías en la playa que en las joches aparecían para elevarme el ánimo.

34. Los paseos en moto y las olas gigantes y aveces locas de Indonesia.

35. Una salida a bailar salsa un sábado en la noche en Sanur.

36. Un viaje en barco, rodeada de hermosas niñas musulmanas de colegio que me preguntaban y me hablaban.

37. Una puesta de sol el Gili Islands junto con un catalan y una sevillana.

38. Mi primer viaje en tren en India.

39. La primera vez que mis pies tocaron las hélidas aguas del Ganges.

40. El palak paneer.

41. La acupuntura de un amigo japonés.

42. Una vaca que fue alimentada por el grupo del río.

43. La visita guiada al ashram de los Beatles, a las cascadas y al ashram de Osho donde no hicimos más que dormir.

44. Rishikesh, sus noches de luna, de pooja y de amor. La cruzadas del puente a las clases de Usha.

45. Una bienvenida en el primer mundo cargada de amor, espera, risas y una arepa con queso.

46. Un viaje en carro a Tampa con mi amiga y un recibimiento con una bebé que me robo el corazón.

47. Un encuentro con el pasado en Orlando y unos días de descanso.

48. Todas las salas VIP de los aeropuertos que fueron mi resort por unas horas.

Deja un comentario