Karma

publicado en: Momentos | 1

Sería imposible terminar un curso de meditación y budismo tibetano sin hablar sobre el karma. Karma es una de esas palabras que producen un poco de temor y que más se escuchan en el mundo de la meditación y el yoga. Buen karma, mal karma, al final se reduce todo a la ley de la causa y efecto.

En budismo, esta ley está relacionada con reencarnación, con las vidas pasadas y las vidas futuras. Es la explicación a esas vidas karmáticas que a veces no entendemos de personas rodeadas por las tragedias, la enfermedad, la pobreza o el desamor. Es también, la razón para practicar el dharma en esta vida y prevenir mal karma en próximas vidas. “Pórtate bien”, diría mi mamá, “crea buen karma en esta vida para que seas una mejor persona en tu próxima”, dirían los budistas.

En todo caso, lo que el concepto del karma nos deja es una eterna responsabilidad por todas y cada una de las cosas que nos pasan. Que tan fácil es culpar a otros de lo que creemos injusticias en nuestras propias vidas. Que tan fácil es mirar hacia afuera y poner a otros en la silla eléctrica, responsabilizar a otros de nuestros propios errores y apuntar con el índice en vez de recogerlo junto con el pulgar para formar el mudra de la armonía.

[singlepic id=149 w=320 h=240 float=center]

Mi práctica consiste en remover el mal karma, venga de donde venga, borrar esas impresiones kármicas con las que venimos y unirnos con nuestra propia conciencia, ayudar a otros a ser felices y contribuir con nuesta comunidad, no hacerle daño a otros, no ofender a otros, dominar la rabia, los impulsos, no matar ni siquiera las ilusiones de otros seres, no robar nisiquiera las ideas de tus amigos. Entender que estamos todos interconectados y que lo que hacemos siempre afecta a todos de alguna manera.

Si vives con ética, la ley de la causa y efecto siempre podrá ser una situación de gana y gana. Siempre la intención es lo que vale, lo que hay detrás de la acción  es lo que cuenta.

  1. CANINA COSMICA

    Gracias Coss.
    a practicar e Dharma cada dia mas y perdonar, perdonarse y pedir perdon, tener nuestra Alma libre de culpas, juicios, etc, liberarnos del Ego.
    Namasté!!