De vuelta al primer mundo

publicado en: Momentos | 1

De vuelta al primer mundo. Todo se me hace tan fácil que hasta inútil me siento. Los platos los lava una máquina, la ropa no hay que exprimirla y se seca sola, los carros tienen el gps incluido y hay wifi por donde quiera que vas.

En esta parte del mundo, en vez de incienso huele a vainilla, la comida viene congelada y sin un carro no se es nadie. El agua de la ducha sale siempre caliente, los jugos vienen en caja y un café cuesta lo que allá cuesta una noche en un hotel. En esta parte del mundo, los dólares no alcanzan para pagar un día de vida.

Extraño Asia. Estar rodeada de millones de personas desconocidas que caminan sin respetar el espacio ajeno. Extraño el caos y la sensación de que cualquier cosa puede suceder. Extraño los sabores y los olores, los más extravagantes y los más sutiles. Extraño esa realidad, esa sensación de lo inesperado. Extraño a quienes allá se quedaron.

Estoy de vuelta y aunque todo me parece irreal, entiendo que esta también es mi realidad.

[singlepic id=176 w=320 h=240 float=center]

Deja un comentario