De Syabru a Lama Hotel

publicado en: Momentos | 1

El día comienza con el sonar de la campana del monasterio. Un pequeño Lama de 12 años llamado Nima, hace sonar una caracola. Toda la villa entiende que con este sonido, Budha también ha despertado.

Empiezo a bordear un río cristalino y caudaloso. Una hora después de poner a andar mis pies, una familia de micos llama mi atención arriba mío. Una gacela, ardillas, pájaros de colores con diferentes trinos y ardillitas salen a saludar.

A pesar del cansancio, mi voz me dice: paso a paso, paso a paso, paso a paso. De esta manera, voy despacio, pero me permito disfrutar de paisaje y vuelvo a agradecer.

Las montañas con nieve no han vuelto a aparecer. Descanso en las casas de Te y las busco pero ellas no se dejan ver. Estarán queriéndome dar una sorpresa mañana. Hoy fueron 7 horas de camino. Ya en mi destino del día, descanso y masajeo mis piernas.

Como dice mi mamá: mañana será otro día…

[singlepic id=139 w=320 h=240 float=center]

  1. CANINA COSMICA

    ufff cansanciooooooooo!!!
    Pero fisico y solo descanso mental y espiritual!

Deja un comentario