De Langtang a Bamboo Village

publicado en: Momentos | 1

Hoy me han despertado los truenos y ralámpagos. Temo que llueva en mi camino de regreaso y que no pueda llegar a donde quiero. Vuelvo a dormir y a las 6 de la mañana me levanto y empiezo a caminar por bosques encantados que no vi cuando hacia allá me dirijía. Este bosque es verde y húmedo y las piedras tienen moho. Me saludan hadas y leprichauns, se asoma un unicornio y pienso: esto de caminar es alucinógeno.

Luego de caminar durante 3 horas. Casi al medio día, empiezan a caer unas bolitas de hielo del cielo. Hermosos pedacitos de cielo congelado me golpean gentilmente y me avisan que va a llover.

Acelero el paso y alcanzo a llegar a River View a la hora del almuerzo antes de que empiece a llover. Dos horas de agua dulce sin parar. Una fogata me calienta mientras intento comunicarme con una pareja de japoneses y 3 francesas.

Paso por Lama Hotel y aún tengo fuerzas para continuar. A las 6 de la tarde llego a Bamboo Village. Pongo a secar mi ropa húmeda en el calor del fuego  y decido ir a mi cuarto ya oscuro y sin electricidad. Mientras pienso que los amo, me acuesto a dormir. Cesa la lluvia y me preparo para volver a caminar.

[singlepic id=143 w=320 h=240 float=center]

Deja un comentario