Cómo me duelen tus muertos

publicado en: Momentos | 5

Entre estos templos que fueron destruidos por el Khmer Rouge entre 1975 y 1979, murieron asesinados monjes, comunistas, artistas y periodistas, mujeres y niños, muchos seres humanos. Toda la historia  de este país y la tradición destruida, los templos convertidos en graneros, los niños asesinados para que no quedaran testigos y no hubiera venganza, la música sepultada. Como me duelen estos muertos.

Hijos sin madre y madres sin hijos. Familias divididas, desplazadas, exterminadas. Me duelen estos muertos. Camboyanos matando camboyanos, colombianos matando colombianos, humanos matando humanos. Pueblos sin memoria, sin recuerdos y con muchas estadísticas, muchos números y muchos muertos

Camino por un colegio convertido en prisión, por unos campos de exterminio y por estos templos y siento el dolor, el sufrimiento y el miedo que ellos sintieron. Sudo y tiemblo. Aprieto las manos cuando pienso en los choques eléctricos y cierro los ojos para no ver un crimen ante mis ojos. Trago saliva y hago fuerza para no llorar mientras me golpean. Siento el frío en mis huesos cuando oigo disparos, golpes y gritos. Siento náuseas

Respiro y pienso, qué importa si es Trujillo, El salado o Mapiripan, Auschwitz, Tuol Sleng o Irán. Todos los muertos de las guerras me duelen. Dos años de mi vida estudiando las causas, las diferencias y las posibles soluciones y ahora solo veo que da igual. Da igual si es Pol Pot, Mancuso, Tirofijo o Uribe el victimario y da lo mismo si la víctima es Bou Meng, Florentina Quintero o Jorge Eduardo, mi primo. Como me duelen tus muertos.

A todos los que han tenido algo que ver con la injusta guerra, víctimas o victimarios, solo les digo desde lo más profundo de mi corazón, mientras seco mis lágrimas: LO SIENTO, PERDÓN, GRACIAS, LOS AMO.

5 Respuestas

  1. claudia

    toco mi corazon…tambien la violencia ha tocado mi familia… lo siento, perdon, gracias, los amo

  2. Zamira Melendez

    Me has hecho vivir tus propios momentos. Describes cada sensation de tal manera que a mi tambien me duelen Los muertos. que sensibilidad y claridad de escrito!

  3. CANINA COSMICA

    ufff que duro Cos, me hiciste sentir también desde los mas profundo de mi corazón COMO ME DUELEN TUS MUERTOS……. cuando llegara el día en que toda la Humanidad este completamente llena de amor y haciendo todo desde su corazón y su alma limpia! Que añoranza…….!!!
    TQM

  4. isabel clavijo

    Hijita que triste,no paro de llorarrrrrr Espero que el amor siempre nos acompane.y nos propongamos ser justos.La justicia social debe imperar en todos los pueblos del mundo.Te amo y te extrano muchooooo

  5. chepe

    Hija: Algunas preocupaciones y ocupaciones de los últimos días han desviado mi intención de comentar tus escritos; aun ahora lo haré en forma rápida.
    “Cómo me duelen tus muertos”: Las noticias que se reciben diariamente en los medios hablan de muchas muertes y violencias de todo tipo; muertes humanas , violaciones, muerte de la naturaleza,muerte del agua y del oxígeno, etc, etc. Recuerdo a hobbes: La Sociedad humana es “una guerra de todos contra todos” (bellum omnium contra omnes ); pero tambien recuerdo a Nietzche: ” El Hombre es una cuerda tendida entre la bestia y el superhombre”;y qué es la super-humanidad ?Es el retorno a la inocencia elemental y a la risa infantil. Empujemos a nuestros congéneres e impulsémonos a nosotros mismos a superar la bestia y a buscar el angélico mundo de los niños, pero de niños concientes y sabios
    “La Felicidad es una decisión “: y siempre será un camino y no un punto de llegada. Se va siendo feliz en medio de decepciones y de golpes, pero también recibiendo y entregando amor; sabiendo con tranquilidad que todo está comunicado con nosotros.
    “Egipto está solo”: Sola está la Sabiduría que entiende la unidad en medio de la multiplicida y la bondad en medio de la maldad, describe el cosmos como un todo relacionado que, aunque aveces no parezca permanece en secreta armonía.
    Es eterna la vida ? Infiero que la Energía superconciente es eterna y en ella hemos estado siempre en diferentes formas.
    Hija, te adoro.

Deja un comentario