Es tuya, vívela a tu manera – Yoga

publicado en: Artículos, Momentos, Opinión | 0

A este mundo venimos a darnos cuenta que nada tiene que ver la espiritualidad con la religión, la paz con la política, el amor con la pareja, ni la felicidad con el dinero. Que la riqueza no están en el banco sino en el tiempo que tengamos para hacer lo que queramos, que lo opuesto al amor no es el odio sino el miedo, y lo opuesto al miedo es el amor. Que hay muchos locos que parecen normales y los más normales son los realmente locos. Que los juicios solo te llevan a la culpa y la culpa no te permite amarte como eres. Que un amigo se puede volver tu hermano y un hermano un desconocido. Que no necesitas darle la vuelta al mundo para darte cuenta quien eres, con solo cerrar los ojos puedes encontrar la respuesta.

Vinimos a darnos cuenta que la riqueza está en disfrutar lo simple, que una familia donde el amor es la base permite que crezcan seres humanos seguros y capaces, que no importa de donde vengas, siempre podrás llegar donde quieres, que no tienes que saber hablar en público, escribir tratados o salir en la radio para que tu mensaje se escuche. Que no necesitas encontrar un principe azul que te despierte sino que tu puedes despertarte y dejarte encontrar. Que tu mente lo puede crear todo y así mismo transformar. Que eres millones de veces más fuerte de lo que crees, que nunca estás solo, que los problemas son maneras de aprender, que lo que resistes: persiste.

Al crecer, perdemos la noción de lo que realmente importa, nos desconectamos y aprendemos a girar en torno a lo que nos dicen que es la felicidad, la riqueza, la familia, el amor y la vida. Crecemos sin darnos cuenta de lo que nos está pasando, inconscientes. Y aún diciéndonos conscientes, a veces caemos en la trampa de ir por donde otros piensan que está bien para nosotros, perdemos la posibilidad de sentir, de intuir que es lo mejor para nosotros, de vivir la vida a nuestra manera. Que si no tienes hijos, que si no vas a tener, que si viven juntos, que si te casas de blanco, que si tienes ahorros, casa propia, que si fuiste aquí o allá, que te gradúes, que ames de esta manera o de la otra, que se te pasaron los años. Es tuya, vívela a tu manera, créala, diséñala y no te arrepientas, por que la vida es una, es corta, y hay que aprovechar cada instante.

Terapias para el alma. +57 3014363810. info@activateyogacolombia.com

DSC01705

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *