Ashram Día 2

publicado en: Momentos | 3

No puedo ni si quiera abrir los ojos. Después del almuerzo me agarra un terrible dolor de cabeza. Cierro los ojos, trato de respirar, de estar consciente y de decirme a mi misma que todo va a estar bien y que este mes será increible.

Las clases comienzan mañana, sigue llegando gente de todas partes. Muchas canadienses, muchos ingleses, muchos europeos. Pienso si será que me equivoqué y que no tengo porque estar aquí. Se me acabo el inglés y ya no me salen las palabras. Todo lo que tenía que explicar de mi ya lo expliqué.

Como voy a pasar los exámenes y las pruebas para finalmente obtener el diploma como profesora. Pienso que necesito ayuda y después de la charla introductoria de las 4 p.m., trato de comentarle mi estado a uno de mis profesores. Vienen 2 a ayudarme. Me dan una medicina para las náuseas, trato de contenerme pero las ganas de vomitar son más fuertes que yo. Luego de tomarme un litro de agua no me queda más remedio.

Me cuentan que han oraddo por mi en el canto de mantras y después con la ceniza me pintan el entrecejo mientras yo con los ojos cerrados me impaciento por mi futuro. Me obligan a tomarme un te de sabor espantoso y salado y a las 8 p.m. caigo rendida. Mañana empiezan las clases y no me las quiero perder. Me mejoro.

3 Respuestas

  1. isabel

    AY hijita linda como hubiera querido estar alli para abrazarte ,besarte consentirte .Como siempre …………Te adoro

  2. Ana Ruiz

    Maeli, desde muy lejos te mando mis mejores energías para que te mejores y sigas con tu camino. Me anima saber que aún tú, que tienes tu centro, que eres decidida, y que lo que quieres siempre lo has conseguido, te impacientas por tu futuro. Yo lo hago regularmente y me reconforta de sobremanera encontrar que a ti también te sucede. No me cansare de repetirlo en este camino te has convertido para mí en un gran ejemplo de fortaleza.

Deja un comentario