Adiós Camboya

publicado en: Momentos | 2

Un día me resta en Cambodia. Ya un poco acostumbrada al trato de los camboyanos, al dialecto y a la comida, luego de 17 días en este país, más de lo planeado, puedo ver lo lindo y lo no tan lindo desde la humilde mirada de una mujer, latina que viaja sola por Asia.

Culturalmente, Camboya es difícil de entender porque no hay cultura alguna que lo identifique. Los que estaban arriba los asesinó el régimen de Pol Pot y los que están abajo vienen mezclados por la cantidad de turistas que vienen a preñar camboyanas humildes.

El turismo se tira cualquier país, pero más aún el turismo barato que viene a emborracharse y a follar aquí. Me contaron que un español de 72 años compró una camboyana de 20 años por 4000 euros. Me contaron también que agarraron a un pedofílico holandés con 4 niños. Mis ojos vieron caminar delante mío decenas de niñas con la única esperanza de coronar un extranjero para salir de pobres y a madres ofrecer sus hijas, imaginando para ellas un mejor futuro, sin saber la humillación que les espera.

Esta sociedad, como la de mi país, está corrupta. Me contaron que el Reino de Cambodia le pertenece a 5 familias, sin incluir entre ellas a la familia real. Este país que creía diferente por ser budista, es igual o peor que muchos otros. Con una economía dolarizada, aquí lo único que importa es el billete y el color de piel.

Como no todo es negro, ni blanco, ni rubio, ni oscuro, aquí vi cosas nunca antes vistas. Un río y un mar que en las noches fluoresce, una luna llena, amarilla y grande, niños de ojos rasgados y sonrisas amplias, recuerdos de los que se me unieron en el camino y luego me dijeron adiós, templos y monjes. Aquí me dieron la oportunidad de dejar algo, de enseñar a otros a enseñar. 

Mi próximo destino: la República socialista de Vietnam.

2 Respuestas

  1. CANINA COSMICA

    Ufff tenaz eso…la Realidad…..

    Buen Viaje Cos a Vietnam!!!

  2. Claudia Gonzalez

    Con seguridad tocaste el corazon de muchos niños a traves de tu enseñanza … te amo

Deja un comentario