En la Gran Bombay

publicado en: Momentos | 0

Nuevamente me encuentro en Bombay después de visitar las ruinas de Ajanta, con mis amigos Pietro y Selam y de viajar 7 horas en un sleeper bus. Nuevamente veo las calles de Bombay, la pobreza, la suciedad, las millones de personas y me pregunto sin respuesta alguna, por qué para algunos las cosas no cambian, qué es lo que hace que sufran y no salgan del sufrimiento.

[singlepic id=81 w=320 h=240 float=center]

Un niño de no más de 2 años me persigue dos cuadras pidiéndome agua y en el sitio donde paramos a desayunar una cucaracha camina de una lado para otro tratando de decirnos: este territorio es mío. Todavía está oscuro y mis dos amigos recién salidos del ashram, Nuria, la catalana que he conocido en el bus y yo, esperamos a que amanezca para poder hacer un check in en un hotel.

En un taxi, 5 personas, 4 maletas y el cansancio de un viaje incómodo. Vemos la luz mientras observamos tras las ventanas del taxi los edificios que reflejan lo poderosa que fue la colonia inglesa en este país. Bombay está despierta ya. Hay carros, ruidos, gente, gente, gente….

[singlepic id=85 w=320 h=240 float=center]

Llegamos al hotel dormitorio más barato de la zona, El Salvation Army, donde mis amigos se van a quedar. Esperamos en la calle mientras abren y entramos. Yo solo necesito dejar mi maleta y bañarme para poder salir a la Pagoda con ellos y luego llegar donde el Dr. Sid, quien nuevamente ha aceptado hospedarme.

Entro como Pietro por mi casa, sin anunciarme, sin mirar a nadie, me baño, me cambio de ropa y ato mi maleta junto con la de Nuria, quien como yo, lo ha dejado todo y está en India permitiendo que el Universo actúe, dejándose llevar, fluyendo con la energía del día.

Miro los edificios de la zona, el famosísimo Taj Hotel y la puerta de la India y mis ojos se llenan de luz. Bombay es hermosa. ¿Porqué no pude ver su belleza cuando llegué? Ahora todo lo encuentro amable, divertido y me siento poderosa y segura. Lo que hay adentro ha cambiado lo que veo, la manera como lo siento todo es ahora diferente. Bombay es increible.

[singlepic id=82 w=320 h=240 float=center]