10 claves para vivir en paz

publicado en: Artículos, Opinión | 0

Si hay algo por lo que luchar en la vida, es por encontrar la paz, permanecer en ella y no dejar que se nos escape.

Hay quienes afirman que vivir así es aburrido, pero lo que considero es que es un reto muy grande y difícilmente lograble. Sin embargo, de eso se trata para mí, de trabajar constantemente para mantenerla, de que se convierta en un objetivo diario y de que no se nos escape de las manos.

  1. Dormir bien. Acostarse y levantarse temprano. Este es un hábito sano que te va a permitir experimentar una sensación de bienestar en muy pocos días. Tan solo con este pequeño cambio de ajuste en horarios, muchas personas que sufren de ansiedad, ataques de pánico e insomnia empiezan a disfrutar de beneficios.
  2. Comer bien y a las horas adecuadas. Muchas veces la sensación de malestar con la vida, mal genio, aburrimiento llega cuando tenemos hambre, hemos expuesto a nuestro cuerpo a muchas horas d ayuno, hemos comido demasiado o llevamos días almorzando frente al computador cualquier cosa.
  3. Dedicar tiempo a hacer lo que a uno más le gusta. Algunos gozamos dándonos un buen baño, otros en un buen restaurante, a algunos nos encanta bailar hasta que nos duelan los pies, a otros nos encanta hacer yoga. Lo importante es que eso que tanto te gusta no se te quede en un “a mi me encanta pero nunca lo hago” porque tu mente y cuerpo te pasarán la cuenta de cobro.
  4. No vivir en deuda con nada ni con nadie. “El que nada debe nada teme”. Yo soy un poco conservadora, prefiero ahorrar antes que endeudarme. Lo importante es que si tienes deudas, sepas cómo las vas a ir pagando. He experimentado la sensación de pagar por completo las deudas y es grandiosa. Tener deudas quita mucho la paz. Olvidar y perdonar lo que otros te deben, prometieron y no te dieron. A mi muchas personas me han quedado debiendo plata, tiempo, esfuerzo, lealtad y amor. Entiende que nadie puede entregar lo que no tiene y tampoco hay posibilidad de que algo que no te pertenezca llegue a ti. Olvida y perdona y entrega todo lo que no llegó como una ofrenda al Universo.
  5. No manejar en hora pico. En lo posible tratar de evitar trancones. Hoy en día es fácil con aplicaciones como Waze. Si es inevitable tener que manejar pues hacer del tráfico la mejor meditación es posible. Llevar música relajada, repetir un buen mantra, cantar y/o hacer una meditación Tonglen. Es mi favorita y la que mayores efectos positivos en mi vida ha traído.
  6. Tener una intención y recordarla cada vez que se pueda. Una intención da paz porque nos trae confianza y despeja las dudas que tenemos sobre nuestros sueños. Las intenciones se crean en presente y en primera persona. Son concisas y contundentes de modo que nos dan positivisimo.
  7. Tratarse con mucho cariño. Nuestros peores jueces somos nosotros mismos. siempre hay por ahi una vocesita que nos dice que “hubiera sido mejor sí” o que hemos debido no dejar de hacer algo. Por lo general quienes han amado mucho se arrepienten de haberlo hecho y quienes no lo dieron todo de haber amado a medias. No juzgarnos, no culparnos, no compararnos ni con nosotros mismos ayer.
  8. Hacer lo posible por entender y experimentar que es mejor soltar y confiar que controlar. Al controlar perdemos la paz porque se convierte en una guerra entre nuestro ego que quiere algo de determinada forma y la energía poderosa, inteligente y bondadosa del Universo. Soltar el cómo vana  suceder las cosas y confiar en qué queremos que suceda. El control nos encadena, fluir y confiar nos libera.
  9. Evitar las noticias que nos impactan emocionalmente. Yo estudié comunicación social y periodismo y Ciencia política. Durante años mi vida fueron las noticias de todo tipo. Luego viajé y en muchos hostales y lugares ni había televisión y en los que había, pues las noticias en otro idioma no me interesaban. Empecé a encontrar mucha paz al no enterarme de tanto. Hoy en día no veo noticias para no perder la paz. Me entero por lo que me cuentan o lo que a gusto leo. No he visto imágenes de tragedias desde hace años y tengo un televisor que no está en mi cuarto para ver películas y deportes.
  10. Dar gracias. En todo momento y por todo, por lo que nos gusta y lo que no, por lo que llega y lo que se va, por lo que  recibimos y lo que podemos entregar, lo que ganamos y lo que perdemos, por las puertas que se abren y las que se cierran. Gracias, gracias, siempre gracias.

Info Terapias para el alma. 3014363810.

DSC09751

Deja un comentario